«CENTRALIZACIÓN BUROCRATICA» Y «AUTOGESTIÓN DESCENTRALIZADA»


Ya era hora, parece que no todo está perdido… Sólo falta que se comprenda la necesidad de una organización, la necesidad de construir tendencias y partidos dentro del movimiento, de un centralismo democrático, de formar plataformas comunes y frentes únicos de lucha… Pero un movimiento de masas autogestionado de decenas de miles de individuos es una masa informe sin dirección ni sentido. La sola idea, tal y como está desarrolladas las fuerzas productivas y la sociedad en general, de una democracia horizontal de cientos de miles, ya no digo millones de individuos de ¡¡toda condición social!! es un galimatias demagogico de proporciones supermasivas… Deslegitimar el poder establecido sin ni siquiera pretender legitimar otro en su poder es en la teoría antirrevolucionario y en la práctica contrarrevolucionario… pero esto es ya un hecho NOTORIO, que la historia trágicamente nos ha mostrado… Tanta autogestión apartidista me pone malo… repasar la política de los anarquistas en la república, en el frente popular, repasar la historia…,

La elección no está entre “centralización burocrática” y “autogestión descentralizada

Toda una serie de decisiones económicas conciernen a una serié de colectividades infinitamente más grandes que una sola empresa; deben ser tomadas, pues, a nivel de estas colectividades, en otros términos, deben ser centralizadas de forma democrática. Debemos ser partidarios de una autogestión democráticamente centralizada o, si se prefiere de una autogestión planificada: no porque nuestro ideal sea ser centralizadores, sino porque se trata de una necesidad objetiva que corresponde a una realidad de la vida económica.

Esta centralización es inevitable e inherente al tipo de anarquía con la cual trabajamos hoy en día; se hará de todas formas, independientemente de la voluntad de la gente. Existe una elección fundamental ante la que hay que pronunciarse: si la centralización econnómica no se hace de forma consciente, es decir, planificada, deliberada, entonces se hará de forma espontánea, anárquica, a espadas de los trabajadores y de los productores.

La elección no está pues entre “centralización burocrática” y “autogestión descentralizada” La elección real con la que nos vemos confrontados en materia económica después del derrocamiento del capitalismo es la elección entre una autogestión democráticamente centralizada sobre la base de la planificación socialista o bien una llamada economía socialista de mercado en la cual las leyes del mercado continuarán, en lo esencial, dominando y subyugando a los trabajadores.

En fin lo dejaremos aquí… como una pequeña introducción…

Esta entrada fue publicada en Estado y sociedad civil, Política e ideología. Guarda el enlace permanente.

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s